Compartir

Contáctenos

Las 8 razones por las que un suelo epoxi puede fallar

Los revestimientos epoxi son materiales fantásticos que permiten crear grandes superficies totalmente continuas, sin la necesidad de proyectar juntas en ellas. Este tipo de pavimentos constituyen una protección superficial ideal para múltiples campos de aplicación, ya sean locales comerciales, parkings o áreas industriales que exijan un alto desempeño.

Los pavimentos de resina aportan grandes ventajas y mejoras frente a un soporte de base cementosa tradicional. Incrementan en gran medida sus prestaciones mecánicas, químicas y estéticas ante un diverso abanico de solicitaciones a las que pueden estar expuestos.

Hay multitud de factores que pueden crear afectaciones en el momento de la instalación de un pavimento continuo de resinas epoxi. A diferencia de otros sectores, cuya fabricación de sus productos pueden estar sometidos a entornos totalmente controlados a nivel ambiental, de humedad, de temperatura e incluso de todos aquellos elementos que pudieran tener afectaciones en ellos, la instalación de pavimentos de resina constituye un proceso complejo, manual, con multitud de variables en la ecuación que pueden interferir químicamente con los materiales empleados que a menudo escapan del completo control del instalador. Por esta razón, realizar una buena elección de un instalador cualificado y con amplia experiencia en este campo es crucial, con suficiente criterio, conocimientos y experiencia para realizar una correcta detección y puesta en obra a fin de mantener y garantizar en todo momento un alto nivel de calidad.

Como profesionales en este campo, sabemos que lamentablemente no todos los suelos son buenos candidatos para una pavimento epoxi, y nos encontramos a diario con todo tipo de situaciones. Bien sean entornos de aplicación poco favorables, soportes poco competentes o muy contaminados, tiempos de instalación extremadamente acotados que además exigen una rápida puesta en servicio y a pleno rendimiento, lo que requiere el empleo continuo de soluciones ad-hoc.

Las 8 razones por las que un suelo epoxi puede fallar

1. Una mala preparación de la superficie del soporte

Antes de aplicar la capa de imprimación es necesario realizar los sistemas de preparación de la superficie adecuados para conseguir una alta penetración del puente de unión y así obtener un buen anclaje capaz de fijar el nuevo pavimento con el suelo existente. Es indispensable para abrir poro y limpiar el soporte para conseguir una correcta vinculación. La superficie deberá estar siempre limpia, seca y libre de polvo, aceite, grasas o cualquier otro contaminante.

Sistema autonivelante epoxi desconchado del hormigón por una mala preparación del soporte de hormigón
Sistema autonivelante epoxi desconchado por falta de adhesión con el sustrato por una preparación mecánica deficiente del soporte de hormigón
2. Humedad

Los sistemas epoxi en base solvente no se unen correctamente a soportes húmedos o mojados. Es importante asegurarse que la superficie esté completamente seca y que no haya humedad ascendente o residual del propio soporte. Los métodos de detección actuales se realizan mediante el uso de equipos de medición, aunque menos frecuente, también se usan membranas impermeables como prueba de detección de humedad en varios puntos aleatorios de la instalación.

Pese a ello, no todas las humedades se manifiestan de forma permanente debido a que hay diferentes tipos de humedad. Las humedades pueden ser el origen de graves problemas, con manifestaciones intermitentes, causando pérdida de solidez en el soporte así como grandes presiones ascendentes por capilaridad llegando a causar el desprendimiento de revestimientos poliméricos.

Este tipo de problemas son producidos por varios motivos, cuya gravedad de los desperfectos depende de varios factores, bien sean en zonas puntuales por la rotura de instalaciones conductoras de aguas bajo el pavimento, o principalmente por la acumulación  filtraciones de agua contenida en el subsuelo. Normalmente, es el nivel freático de la zona el que genera la saturación del terreno por agua de lluvia que no tiene como evacuar, pero si además de este parámetro añadimos épocas muy lluviosas la situación suele agravarse, y con más celeridad si la subida del agua lleva consigo muchos minerales del suelo. Por este motivo un buen consejo para prevenir patologías causadas por humedades es disponer de una buena aislación entre el terreno y el soporte que actúe como barrera de vapor antihumedad.

Ampollado por humedad en pavimento epoxi
3. Un sustrato débil

Este es un problema común causado por un pavimento de poca calidad por motivos diversos; pavimentos agotados que ya prácticamente han cumplido con su cometido (superando en gran medida con los ciclos de carga por los que fueron diseñados), un bajo contenido de cemento o un exceso de agua en la mezcla. Éste último reduce la resistencia característica del hormigón provocando un desequilibrio en la relación agua-cemento, lo que resulta en que el pavimento epoxi es más fuerte que el sustrato y su propia tracción tira de sí mismo hacia arriba provocando su desprendimiento e incluso con parte del soporte adherido a él.

Fallo epoxi por sustrato débil
4. No usar imprimación o usar una imprimación incorrecta

Justo después de realizar la preparación del sustrato siempre debe aplicarse la imprimación adecuada y respetar su tiempo de secado para asegurar una correcta vinculación con el sistema epoxi. En este sentido, una vez seca la imprimación no debe demorarse la instalación del pavimento. En tal caso debe realizarse un lijado superficial previo a la aplicación de sistema para asegurar una buena unión. Revestir un soporte cerámico requiere una imprimación cerámica. Lo mismo ocurre si el soporte es hormigón, o si el soporte es un metal. A cada soporte le corresponde su imprimación.

Fallo por problemas de adhesión
5. Superficie incompatible

Es básico asegurarse de que la superficie es compatible con pavimentos epoxi, tanto desde el punto de vista de la adhesión como de la resistencia a la tracción.

Por ejemplo, no es recomendable la aplicación de un revestimiento epoxi directamente sobre una superficie de metacrilato de metilo sin un arenado completo intermedio, o no deben emplearse materiales epoxi rígidos sobre sustratos de madera estándar. La madera natural es mucho más flexible que el epoxi y hará que el revestimiento pueda agrietarse debido a que el epoxi no tiene la expansión de la madera. En ese caso concreto es preferible emplear paneles de DM hidrófugo que sí pueden ser revestidos con materiales epoxi, y a ser posible con materiales con un módulo elástico más alto, como es el caso de los poliuretanos.

6. Suelos contaminados

Estos problemas son más habituales en la remodelación de instalaciones que necesitan reacondicionar sus pavimentos antiguos. Sobre esos soportes ya se desarrollaron anteriormente actividades industriales que con el tiempo han ido absorbiendo contaminantes por capilaridad como aceites, grasas u otros residuos que puedan provocar un mal anclaje del pavimento en esas zonas concretas e incluso que en ellas el recubrimiento se desprenda. Por esta razón, si la contaminación es superficial existen métodos de descontaminación efectivos como el empleo de productos químicos descontaminantes o preparaciones del soporte más intensivas, entre otros. Pero si el grado de contaminación es muy elevado realmente las opciones se reducen drásticamente.

Lamentablemente todavía existe poca consciencia en las industrias que grados de contaminación elevados pueden dificultar enormemente la futura instalación de sistemas de pavimentación poliméricos, y una vez el soporte se contamina en profundidad es extremadamente difícil descontaminarlo e incluso en numerosas ocasiones simplemente no es posible. Por suerte, en este sentido durante estos últimos años ha habido un importante cambio de mentalidad en las industrias, y la tendencia denota una priorización de entornos de trabajo limpios y seguros que ayuden al fomento de la productividad, sin olvidar un firme compromiso con la sostenibilidad y el cuidado y respeto del medio ambiente.

Por otra parte, la contaminación no solo afecta al sustrato. En la jerga de instaladores profesionales de pavimentos no solamente denominamos ‘contaminación’ a elementos que asciendan del soporte al revestimiento, e incluso éstos no tienen porqué ser necesariamente contaminantes al medio ambiente. En realidad nos referimos a cualquier elemento que tenga la capacidad de crear cualquier afectación a los materiales que empleamos para realizar el pavimento, y especialmente, durante su puesta en obra y secado. A menudo existen contaminantes que forman parte de los inputs de la cadena de producción del cliente, como por ejemplo materiales volátiles que se encuentren en suspensión en el ambiente y pueden producir alteraciones (más apreciables cuando más lisas son las texturas de acabado), aunque en este sentido, por lo general, suelen ser leves defectos simplemente estéticos, en ningún caso a niveles funcionales.

Suelo epoxi contaminado
Suelo epoxi contaminado. Esta imagen muestra un grado de contaminación altísimo. Se evidencian cráteres y el efecto "ojo de pescado". Para estos casos hay que emplear aditivos anti-siliconas a fin de evitar estos defectos que pueden aparecer en caso de ensuciar la superficie con silicona o grasa.
7. Mezclas de resina defectuosas

Curados inadecuados, pegajosidad prolongada o estado de secado al tacto o “taking” mucho tiempo después de que el material debiera haber secado. Esto puede ser debido al empleo de mezclas con componentes en proporciones incorrectas o en tiempos de mezclado insuficientes. En este sentido, siempre deben seguirse estrictamente las indicaciones del fabricante para obtener un buen resultado con cada mezcla y conseguir que éstas sean homogéneas durante toda la aplicación. Esto permite poder controlar perfectamente los tiempos de secado entre capas a fin de reducir la posibilidad de que ocurran problemas.

8. El uso del pavimento antes de que haya curado químicamente

Aunque actualmente existen materiales que permiten acelerar los tiempos de secado, lo habitual es que por necesidades de la propia instalación su puesta en servicio no pueda ser demorada más de un día o dos a lo sumo una vez terminado el pavimento.

Cuando la necesidad es imperiosa y el pavimento recién instalado debe prestar servicio de manera inminente y sea inevitable no poder respetar el tiempo de secado completo, no hay nada más que decir, pero es siempre recomendable, en aquellos casos en que sea posible, respetar un tiempo de secado mayor.

Suele obviarse que los revestimientos epoxi convencionales tardan 7 días en curar químicamente, e incluso en alcanzar la adhesión completa a la superficie. Esto tampoco significa que ni tan solo se pueda caminar sobre el mismo después de varios días. Significa que en la medida de lo posible se pospongan unos días más el contacto con agua, las limpiezas muy intensivas o el uso de maquinaria pesada hasta que pavimento epoxi haya curado químicamente de forma completa.

Somos especialistas en pavimentos industriales


Otros pavimentos industriales

Pavimentos de hormigón

Pavimento de hormigón fratasado

Pavimentos de hormigón con acabado fratasado mecánico debidamente ejecutados. Buenas planimetrías que proporcionan una rodadura rápida, segura, confortable y duradera.

Leer más
Pavimento continuo multicapa

Pavimento continuo multicapa monocolor

Pavimentos continuos cuyos materiales permiten realizar instalaciones en fines de semana, sin necesidad de mover maquinaria pesada ni estanterías. Resultados estéticos óptimos y altamente funcionales.

Leer más
Sistema Multicapa cuarzo color

Pavimento continuo Multicapa cuarzo color

El pavimento continuo multicapa cuarzo color es el estándar decorativo industrial por excelencia. Resultados estéticos óptimos y altamente funcionales capaces de resistir a las solicitaciones exigidas por el sector industrial.

Leer más

Pintado epoxi de suelos industriales

Pintados epoxi económicos, antipolvo y de fácil limpieza que además proporcionan una muy buena imagen. Soluciones de rápida puesta en obra y servicio.

Leer más
Junta reparada

Reparación de juntas

Sistema de reparación de pavimentos de alto rendimiento y durabilidad, transitables al instante. Ideal para soleras con un intenso servicio, como la industria logística.

Leer más
Banda de señalización

Señalización

Señalización de suelos en naves industriales para marcar y distinguir zonas. Rayas de larga duración: pasillos peatonales, pasos de cebra, flechas, áreas específicas de acopio, zona de tránsito de carretillas…

Leer más

1 comentario

    • Carlos Olvani Franco Marín-
    • 6 mayo 2018 a las 00:57-
    • Responder

    Muchas gracias por el artículo
    Así evitaremos que nos salgan problemas

Escriba un comentario